Perdido (2001)



Esa noche no había estrellas
porque el cielo se nubló.
Los cartones en las calles
un hogar que no soñó.
Comenzaba un nuevo día
la depre lo iba alcanzar,
soportanfo si agonía
que ya era espiritual.

Pensó en escapar de la ciudad,
morir y dejar la oportunidad
de salvar su alma,
irse en paz.

Atrapado en su silencio
la muerte lo logró esuchar,
se apareció como el viento,
en una noche al terminar.
No sonaron las campanas
esa noche en la catedral,
donde la muerte es un sueño
y la vida es de cristal.

Pensó en escapar de la ciudad,
morir y dejar la oportunidad
de salvar su alma,
irse en paz.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario